14 de noviembre de 2009

Opera Mini: navegando a toda velocidad con el móvil


Desde que apareció la 2ª generación de telefonía celular, o GPRS, que incluía la posibilidad de enviar datos a través del móvil, como los mensajes cortos, muchos comenzamos a soñar con la posibilidad de navegar en Internet desde el celular. Pero todavía era solo un sueño. Tuvo que aumentarse considerablemente la velocidad de la conexión, diseñarse una serie de estándares, conocidos hoy cómo WAP, y empezarse a fabricar dispositivos con una capacidad de procesamiento superior para poder cargar las páginas.

Pero finalmente apareció; aunque para muchos fue una desilusión más que un sueño cumplido. ¿Qué pasó? Al parecer los estándares no reunieron las condiciones necesarias para hacer de la navegación móvil algo cómodo y rápido. Las páginas tardaban horas en cargarse, si es que lo hacían, mostraban poca información y, si eran muy pesadas, sencillamente no funcionaban.

Para todos los desilusionados con la navegación WAP que aún desean utilizar su móvil para ver páginas web existe una solución que impresiona por su sencillez. Se trata de Opera Mini, un navegador web para móviles diseñado por la empresa Opera Software. Muchos ya la conocían por Opera Browser, un excelente navegador para equipos de escritorio.

Opera mini se descarga desde el sitio de Opera y se instala como un juego JAVA. Luego lo abrimos y, al escribir la dirección de una página o hacer una búsqueda, empieza a conectarse a Internet.

¿Donde está el secreto de su velocidad? Opera no descarga las páginas directamente como otros navegadores WAP. Primero la envía a los servidores de Opera donde la convierten en un formato adecuado a los teléfonos, reducen el tamaño de la imágenes y, finalmente, la comprimen para luego enviarla a nuestro aparato. Gracias a este sistema podemos ver no solo páginas ya adaptadas al WAP, sino cualquier otra diseñada para navegadores comunes y corrientes.

La compresión es asombrosa: páginas de 200 o más kb pasan a ocupar solo 5 o 10. Además, como el servidor de Opera se encarga de casi todo el procesamiento de las imágenes, Opera Mini puede, casi sin esfuerzo del lentísimo procesador del móvil, mostrar páginas bastante grandes con imágenes vectoriales, JavaScript y, hasta cierto punto, Flash.