25 de septiembre de 2010

Razones por las que Flash aún no desaparecerá

Mucho se ha hablado ultimamente de una tecnología que promete revolucionar la Web. Se trata de la última versión de HTML5, el estándar de creación de páginas Web. ¿Qué podremos hacer con este nuevo estándar? Entre otras cosas, ver videos directamente en la página, interactuar con animaciones, disponer de más fuentes (tipografías) que las pocas que tengamos en nuestro equipo, y muchas cosas más.

Pero ¿todo esto no se podía hacer ya? Si, era posible utilizando una tecnología conocida como Flash desarrollada por la empresa Macromedia y ahora propiedad de Adobe. Esta tecnología ha sido la elegida durante mucho tiempo para ver videos, animaciones o jugar directamente desde el navegador. Pero últimamente Flash ha sido duramente criticado. ¿Por qué? Hay varias razones:
  • No es una tecnología abierta de modo que se dificulta crear o reproducir contenido Flash sin depender del software de Adobe
  • No utiliza un formato de código como HTML sino uno binario lo que dificulta la tarea de editar su código
  • Para reproducir contenido Flash necesitamos instalar un plug-in en el navegador porque no está soportado de forma nativa

De modo que la comunidad de desarrolladore se ha alegrado mucho con la llegada de HTML5 y los principales navegadores se han apresurado a darle soporte; algunos antes que otros, pero todos ya cuentan con una versión que soporta el estándar. Es más, muchos se han apresurado a decir que HTML5 es el futuro y Flash está pronto a desaparecer.

Es cierto que el estándar HTML5 tiene muchas ventajas y sin duda irá reemplazando a Flash con el tiempo. No obstante hay varias razones que nos llevan a pensar que Flash tardará un buen tiempo en desaparecer del todo. Aquí hay que hacer una aclaración: para entender el futuro de la Web debemos ponernos en la piel, no de los desarrolladores o de los expertos en tecnología, sino de los usuarios que no siempre tienen un gran conocimiento. Son ellos quienes, nos guste o no, determinarán el futuro de la Web. ¿Por qué? Porque son la vasta mayoría.



Ahora veamos las razones por las que Flash aún no morirá:

  • HTML5 aún no está terminado. Aunque muchos navegadores ya le dan soporte parcialmente y se habla mucho de ello, HTML5 esta inmaduro aún. Esta es la razón, entre otras, por las que muchos sitios Web importantes, como YouTube, no se deciden a cambiarse completamente a él.
  • No ofrece nada nuevo para el usuario de a pie. En realidad HTML5 si ofrece muchas ventajas, como hemos visto, no obstante la mayoría de los usuarios ni siquiera se enterarán de ellas. Por ejemplo, ¿a cuantos puede interesarle saber que HTML5 usa código legible y Flash código binario, o saber que el primero es abierto y el segundo no?
  • Hay que actualizar el ordenador para poder usarlo. Sabemos lo difícil que puede ser que algunos usuarios actualicen su navegador. Con decir que muchos siguen usando Internet Explorer 6 con los muchos problemas de seguridad, estabilidad, rendimiento y compatibilidad que se le han descubierto.
  • Muy pocos han oído hablar de él. Es cierto que los foros y blogs especializados en informática no paran de hablar del tema, pero fuera de ellos no se dice nada. Todos hemos oído por la tele noticias como el lanzamiento del iPad o el de Windows 7, pero de HTML5 nada.

Estas son algunas de las razones. Tal vez haya más, a favor o en contra. No obstante hay que dejarlo bien en claro: no estamos diciendo que HTML5 sea un fracaso o que Flash no vaya a cederle terreno. Pero hay que reconocer que para eso hará falta mucho tiempo.

No hay comentarios.: